PARTICIPA EN NUESTROS SONDEOS SOBRE LA COMUNIDAD DE MADRID  
el pais 21-9-15
Elecciones Generales (Celeste-Tel 7/3/2016)
08/03/2016
8 de Marzo – “Del Tic Tac de Iglesias al Toc Toc de Sánchez”
08/03/2016

España no es Bélgica, no nos dejan serlo.

BANDERAS RUBEN780X230

ESPAÑA NO ES BÉLGICA, NO NOS DEJAN SERLO.

El país podría estar casi un año paralizado en el mejor de los escenarios y en el peor, y de mimetizarse los mismos resultados en unas nuevas elecciones y no alcanzarse acuerdos, podría estar más tiempo paralizado.

Esta paralización que algunos dicen que puede ser tan positiva desde el punto de vista del crecimiento económico como la que ocurrió en Bélgica entre los años 2010 y 2011, en España puede ser no tan positiva. Veamos algunos de los efectos que podría tener para la economía, la política y por extensión para el país.

Un efecto que ya se está visualizando es la paralización de la obra pública y eso ya lo están notando las grandes constructoras. Estas empresas son generadoras de una parte importantísima del PIB, en torno a 13 mil millones y son, evidentemente, generadoras de un gran volumen de empleo en nuestro país. Además, lo previsible a tenor del crecimiento previsto para el año 2016 que se prevé pudiera estar por encima del 3%, es que la obra pública creciese y ambos factores coadyuvasen a reforzar la inversión haciendo efecto dominó hacia el empleo. Dos de las grandes empresas ya han anunciado despidos: FCC y Sacyr. Igualmente, la congelación de la inversión podría producir que estas compañías focalizasen sus nuevas inversiones en otros sectores pero de otros escenarios o países y por tanto fuga de inversiones y de valor añadido.

Un efecto en el plano político que podríamos notar es la falta de iniciativa parlamentaria, es decir, que el Parlamento nacional no cumpla su función de órgano legislador. Eso tiene su problemática ya que en nuestro país hacen falta avanzar con reformas estructurales necesarias como por ejemplo la reforma del sistema fiscal para luchar contra la desigualdad que se ha generado estos años de crisis. Esto es muy urgente; las reformas necesarias para controlar el déficit público y el endeudamiento. Eso lo deja meridianamente claro el Informe España 2016 que elaboró la Comisión Europea y concluye dicho Informe que nuestro país es vulnerable a la volatilidad de los mercados.

Si en España no tuviésemos cercano un panorama político de estabilidad podríamos vernos abocados a un frenazo en nuestra economía y ralentizar el crecimiento, ahora tan necesario, para salir de la crisis generando empleo y bienestar por efecto de la inversión y del consumo. Por ello los partidos políticos tienen –deben- entenderse para evitar que todos estos escenarios perversos de donde venimos no se repitan, buscando marcos de entendimiento más allá de las ideas políticas de cada partido que valoren el momento tan peligroso en donde nos encontramos, y más cuando nubarrones procedentes de la Europa mediterránea aparecen en el horizonte, como pueden ser algunos síntomas que han presentado algunos estados como lo referido al deteriorado estado de la banca italiana y la portuguesa.

 

Rubén Rodríguez Martínez

Socio Fundador de www.electocracia.com

Miembro de la Junta Directiva de la CEOE y director de la empresa IPR.